EL MERCADO DE CÁDIZ

Isaak Bábel, el gran escritor ruso, decía: “el verdadero rostro de un pueblo es el mercado. Es lo primero que piso cuando llego a algún lugar. Me basta observar qué venden y cómo lo venden para saber qué clase de gente vive allí”.

Yo hago igual. Para mí, visitar un mercado es tomarle el pulso a esa ciudad. Es mirar en sus entrañas. Escuchar sus latidos. Comprobar si son gente limpia y ordenada. Y de todos los visitados y conocidos, el Mercado de abastos de Cádiz es mi favorito.

IMG_1126***

Cuando se accede a su interior, se entra en una plaza con un peristilo de columnas dóricas que me recuerdan a la ateniense Estoa de Átalo.

Dentro, una sucesión de puestos me muestran la pulcritud de las instalaciones y el buen hacer de sus trabajadores. No hay moscas. El género está perfectamente expuesto. Da igual que sean sandías de Chipiona o langostinos de Sanlúcar.

A veces, algún puesto te sorprende con un par de excelentes ejemplares de morenas que aunque muertas, todavía me generan un escalofrío en la piel. IMG_1117***

Huele bien y los productos hablan de la diversidad de las huertas y de las aguas que los atesoran.

IMG_1120***

Soy feliz allí. ¿Cómo no serlo, si además la plaza porticada lleva el nombre de Plaza de la Libertad?

IMG_3224

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cádiz, Mercado y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s