UNA ENTRADA QUE NO VA A GUSTAR A TODO EL MUNDO

Después de haber escuchado y leído muchísimas opiniones sobre el caso del virus Ébola y el cura  Miguel Pajares, pongo en negro sobre blanco lo que pienso del tema, aún a sabiendas de que no va a gustar a todo el mundo:

1º) El gobierno de España decide, por motivos todavía desconocidos, repatriar al cura Miguel Pajares y a la monja Juliana Bohi. Deja en el Hospital San José de Monrovia (Liberia) al resto de monjas porque no son españolas, aunque algunas están infectadas. En la actualidad, alguna de esas monjas ya ha muerto.

2º) Cuando alguien se va al extranjero, lo primero que debe llevar es el pasaporte. Pero lo segundo es un buen seguro. Un seguro que te solucione cualquier contingencia como una posible repatriación por enfermedad, accidente o incluso por defunción. Conozco los casos cercanos de algunos compañeros científicos que viajaron a zonas remotas del planeta y tuvieron dificultades “sobre la marcha” al no haber contratado un seguro. La única opción posible fue que sus familiares suscribieran el seguro “a posteriori”, algo cuando menos de dudosa legalidad. El cura Miguel Pajares pese a llevar varias décadas viajando al extranjero, carecía de seguro, porque su organización, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, no lo había contratado. Esto es una temeridad como se ha demostrado y es algo que no sucede cuando un/a cooperante español/a viaja al extranjero. Por ejemplo, el personal de Médicos Sin Fronteras viaja al exterior con un seguro que cubre esas peligrosas contingencias.

3º) El cura Miguel Pajares enfermó con el virus del Ébola y el Gobierno de España decidió repatriarlo a nuestro país. El coste de la operación de traslado ha supuesto 500.000 euros. Todavía se ignora el coste de la asistencia sanitaria, pero nadie la estima por debajo de otros 500.000 euros. Es decir que el traslado y asistencia sanitaria del cura Miguel Pajares ha costado aproximadamente un millón de euros. ¿Quien pagará esa cantidad? Según la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, sería la Orden de San Juan de Dios, la que asumiría los gastos ocasionado. Pero días después el presidente Rajoy manifestó que: “evidentemente lo va a pagar el Gobierno español, es de puro sentido común“.

Ignoro cuanto de común tiene el sentido del presidente del gobierno de España, pero mi sentido común y el suyo carecen de coincidencias.

4º) No es cierto que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios carezca de dinero para haber asumido el coste de toda lo operación. Según figura en su SICAV, Finanzas Quercus, contaba en 2011 con 12 millones de euros en productos deuda del Tesoro español y 1,16 millones en renta fija del Banco Santander. Además, como empresa sanitaria factura en torno a 25 millones de euros anuales. No es precisamente una entidad sin ánimo de lucro y sin fondos para abonar el gasto.

5º) Con el traslado del cura Miguel Pajares a España, el gobierno de la nación ha importado el virus del Ébola y ha puesto en riesgo a millones de europeos. A su discriminatoria y todavía no explicada decisión de traer al enfermo, ha tenido que acompañar una apresurada chapuza para intentar dotar del material y equipo necesario a un hospital que había sido desmantelado por los recortes que el Partido Popular desarrolla en la Comunidad de Madrid. Por cierto pese a tener numerosos y grandes hospitales la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, el cura Miguel Pajares fue ingresado en un hospital público.

6º) Como era previsible, el virus del Ébola ha demostrado su anunciada letalidad. Sin embargo ya lo tenemos en España. Ahora queda esperar que se elimine todo vestigio de su existencia y no hayamos abierto la caja de Pandora. Queda evidente que ha habido una discriminación positiva del gobierno de España, hacia el enfermo, por su condición de sacerdote católico. Queda evidente que el millón de euros será pagado por cada español/a. Y queda evidente, una vez más, que este gobierno que fue elegido democráticamente, ha engañado a sus votantes y es un gobierno miserable y corrupto.

250_490_ebola

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política, Responsabilidad, Solidaridad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s